La llegada de Equo supuso la irrupción definitiva de la agenda verde en la escena política de nuestro país. Entre sus objetivos más claros destacaban dos: arrancar de nuestros gobernantes un compromiso firme con la adopción de políticas medioambientales y la denuncia del desinterés de las formaciones mayoritarias para llevarlas a cabo. Visto así, nuestra propuesta para la campaña de Equo de cara a sus primeras elecciones generales no podía ser más obediente.

Reciclamos los carteles electorales de las principales formaciones políticas en campaña y, con el papel obtenido, imprimimos 4 carteles únicos que posteriormente sacamos a subasta en eBay. El dinero que se obtuvo fue anecdótico; la repercusión que la acción tuvo en medios, en absoluto.

prev next play pause